Reproducción de los Canguros

Reproducción de los Canguros

Reproducción de los Canguros

La curiosa reproducción de los canguros

Los hábitos reproductivos de los marsupiales siempre han supuesto uno de los aspectos más llamativos para las personas, debido a algunas características que solo en ellos se presentan. Y como todos ellos, los canguros dan a luz crías en un temprano estado de desarrollo, que son alojadas en una estructura de la madre: la bolsa o marsupio.

Cortejo y apareamiento

Los canguros viven en grupos pequeños que pueden unirse con otros, y así ellos tienen la facultad de formar agrupaciones más grandes. A veces, los canguros macho pueden enfrascarse en vigorosas luchas físicas para competir por el acceso a la hembra en celo. Coloquialmente, se les llama “boxeo”, aunque usan más que las extremidades superiores para dirigir golpes hacia el otro. Algunos machos rechazan la invitación a pelear, especialmente cuando el posible oponente es más pequeño. No todas las peleas tienen el propósito de definir al que se apareará con la hembra; pero en todos los casos se lucha para establecer dominancia ante otros. Muchas veces, el canguro que inicia la pelea es el que la gana.

El macho dominante es el que tiene el acceso exclusivo de las hembras para aparearse.

El macho dominante es el que tiene el acceso exclusivo de las hembras para aparearse. Para saber si una hembra está en celo, huele la orina con el objetivo de detectar cualquier indicio químico. Mientras tanto, la hembra un celo se desplaza para mostrarse ante los machos y llamar su atención. Si se le acerca un macho, puede rechazarlo o aceptarlo.

En caso de que la hembra dé indicios de aceptar a su prospecto, este se acerca lenta y cautelosamente. Si ella no se aleja, el macho la toca o lame, y después se produce la cópula. Por lo general, los canguros pueden aparearse y dar a luz durante cualquier época del año, pero muchos casos suceden en verano o en épocas en las que abundan los alimentos.

Hábitos alimenticios de los canguros

Cría de canguro en el interior del marsupio de su madre.

Nacimiento

El período de gestación de los canguros es muy corto, pues dura entre 21 y 38 días, si bien la especie más grande, el canguro rojo (Macropus rufus) se desarrolla en el útero de su madre durante unos 32-34 días. Cuando la hembra está lista para dar a luz, se lame se lame el pelo del vientre para formar un “camino” (una división en el pelaje) que la cría seguirá para llegar a sus pezones.

›La cría es ciega, desprovista de pelo, mide unos 20 milímetros y pesa cerca de 5 gramos.

Los nacimientos producen solo 1 cría ciega y desprovista de pelo, a pesar de que esta mide unos 20 milímetros o menos y pesa cerca de 5 gramos. El parto es rápido. Como los órganos y las extremidades funcionales del pequeño están apenas desarrollados, se arrastra desde la cloaca de la madre, siguiendo el olor de la saliva de esta, hasta llegar al interior de la bolsa. Entonces adhiere su boquita a uno de los 4 pezones y comienza a mamar.

El ciclo sexual de la hembra inicia de nuevo casi inmediatamente después de dar a luz, y puede quedar embarazada apenas unos 2 días después. Pero si uno de sus óvulos es fertilizado, su crecimiento se detiene durante un tiempo hasta que su cría actual haya salido del marsupio. Este curioso proceso se denomina diapausa o implantación diferida, y el embrión, que no se implanta en el útero aún, permanece en estado latente.

Cuidado de las crías

El desarrollo de la cría se completa dentro del marsupio, donde pasa unos 4 meses sin salir por completo, pero posteriormente comienza a sacar tímidamente la cabeza para observar. La orina y las heces son producidas en pequeñas cantidades. La madre puede consumirlas para recuperar agua, o bien una pequeña parte es absorbida a través de un revestimiento del marsupio.

Unos 8 meses después de su nacimiento, el canguro ya posee pelaje y reúne las condiciones para salir de la bolsa; no obstante, suele regresar a ella para beber leche y tener protección. A esas alturas, una hembra puede amamantar a dos crías al mismo tiempo, ¡y hasta tener otro embrión en diapausa embrionaria! Las dos crías anteriores están en diferentes grados de desarrollo: una de ellas adherida al segundo pezón, y otra que regresa ocasionalmente para beber leche. Un canguro es capaz de mamar hasta los 18 meses de edad.

La edad de madurez sexual varía. El canguro rojo maduran entre los 15 y los 24 meses, el canguro gris oriental entre los 17 y 28 meses, y el canguro gris occidental lo hace alrededor de los 20-72 meses de edad.